Mazorcas de maíz en Reboreda

IMG_1576IMG_1575millo_canastro

En noviembre de 1492 dos mensajeros de Colón, al regresar de una exploración a Cuba, declararon haber visto una clase de grano, que llaman maíz. El maíz se fue encontrando luego sucesivamente en toda América, desde Chile hasta Canadá. Aunque los conquistadores no llegaron a darse cuenta de ello, este grano dorado nativo de América era de mayor importancia para el mundo que todo el oro y la plata de México y el Perú.

El maíz pertenece a la familia de las gramíneas. La planta alcanza de medio metro a seis metros de alto. Las hojas forman una larga vaina íntimamente arrollada al tallo y un limbo más ancho, alargado y flexuoso. Del tallo nacen dos o tres inflorescencias muy densas o mazorcas envueltas en espatas, en la axila de las hojas muy ceñidas. En cada mazorca se ven las filas se ven las filas de granos, cuyo número puede variar de ocho a treinta. A cada grano le corresponde un largo hilo sedoso que sobresale por el extremo de la mazorca. El tallo de la planta está rematado en el extremo por una gran panoja de pequeñas flores masculinas; cuando el polen ha sido aventado, se vuelven secas y parduscas.

El maíz tiene muchos usos y sus productos secundarios son más numerosos aún. En los países de América Latina y el resto de países productores de maíz, US principalmente, se consume maíz y sus productos secundarios de diversas formas, pero en Galicia, principalmente en esta zona, se consume casi en su totalidad como alimento para el ganado.  Principalmente se utiliza para hacer harina o picón, éste último como alimento para las gallinas principalmente.

El maíz requiere una temperatura de 25 a 30ºC. Requiere bastante incidencia de luz solar y en aquellos climas húmedos su rendimiento es más bajo. Para que se produzca la germinación en la semilla la temperatura debe situarse entre los 15 a 20ºC

El maíz llega a soportar temperaturas mínimas de hasta 8ºC y a partir de los 30ºC pueden aparecer problemas serios debido a mala absorción de nutrientes minerales y agua. Para la fructificación se requieren temperaturas de 20 a 32ºC.

El maíz es un cultivo exigente en agua, los riegos pueden realizarse por aspersión y a manta.

Las necesidades hídricas van variando a lo largo del cultivo y cuando las plantas comienzan a nacer se requiere menos cantidad de agua pero sí mantener una humedad constante. En la fase del crecimiento vegetativo es cuando más cantidad de agua se requiere y se recomienda dar un riego unos 10 a 15 días antes de la floración.

Durante la fase de floración es el periodo más crítico porque de ella va a depender el cuajado y la cantidad de producción obtenida por lo que se aconsejan riegos que mantengan la humedad y permita una eficaz polinización y cuajado.

Por último, para el engrosamiento y maduración de la mazorca se debe disminuir la cantidad de agua aplicada.

Esta entrada fue publicada en 1 y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Mazorcas de maíz en Reboreda

  1. Somos os nenos e nenas de 3º do Ceip Santo Paio de Abaixo estamos estudando cousas sobre o millo e gustaríanos que viñeras a visitar e nos contaras todo o que ti sabes sobre o millo.

    Un saúdo.

    3º A

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *