Arado en Reboreda

La riqueza de mantener vivos los recuerdos de nuestro pasado.

aradoEl arado apareció alrededor de 3.500 años antes de Cristo en las civilicaciones de Oriente Medio, los pueblos de la Mesopotamia, ubicada entre Éufrates y el Tigris. Los ríos que fertilizaban el suelo, permitían a los asirios y caldeos, dedicarse a la agricultura. Fueron los primeros en usar la rueda y luego los primeros arados, como lo demuestran artísticas de esa época.
Los antiquísimos dibujos que se hallaron en forma de pinturas y grabados rupestres son testimonio de que el arado fue uno de los primeros instrumentos usados por el hombre sedentario.
Los arados manejados por el hombre tomaron el nombre de arado de mancera, que se denominó así, pues tomó el nombre de la esteva que poseía, que era la pieza curba por donde se empuñaba dicho arado.
Los arados eran de madera primeramente, o formado por una rama de forma adecuada y a tracción humana. A veces se realizaban con ramas en formas de horquillas, tirados por un animal o una persona, para abrir el surco en la tierra. Unos 3.000 años a. de C. comienzan a emplear bueyes para tirarlos. Los romanos introdujeron el arado con una cuchilla de hierro y lo tiraban bueyes. En la Edad Media, se comenzó a usar el arado de rejas y cuchillas, en los suelos más duros de Europa.
El primer arado construido completamente de hierro lo realizó el inglés Robert Ransome en 1808.
En Francia, en 1825, un herrero de Aisne, apellidado Fondeur, construye el primer arado metálico con juego delantero.
En la década de 1830, el herrero estadounidense John Deere inventó la reja de los arados de acero. Después se inventó el arado de dos ruedas con asiento para el conductor, y más adelante el arado de discos, que apareció en 1847 en Estados Unidos; y otro que fue recibido con gran éxito en Australia en 1877, construido por John Shearer and Sons.
Y luego, con la llegada del tractor, primero a vapor, luego a gasolina y en la actualidad con las más actualizadas tecnologías, se han ido facilitando enormemente las tareas agrícolas.

Esta entrada fue publicada en 1. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *