Calabazas en Reboreda

¡Qué “grande” es la naturaleza! … 

imag00252-300x182La calabaza, ahuyama, auyama o zapallo (Cucurbita maxima) es una planta herbácea anual cultivada por su fruto, flor y semilla.
La C. maxima es una planta anual, herbácea, vivaz, de tallos flexibles y trepadores. Tiene hojas cordiformes, pentalobuladas, de gran tamaño y nervaduras bien marcadas; presenta abundante pilosidad en hojas y tallo. Las flores son amarillas, de pétalos carnosos, monoicas. El fruto es un tipo de baya llamada pepónida; presenta gran variación (polimorfismo); puede ser elongado o esférico, de color verde a naranja intenso. La pulpa es de color amarillo-anaranjado, densa, de textura firme y de sabor dulce.
La calabaza contiene en su interior numerosas semillas ovales, convexas, lisas, de 2 a 3 cm de largo, las cuales a su vez contienen una pulpa blanca y comestible; con las cuales se elaboran las tradicionales pepitas.
El fruto de C. maxima se consume como verdura, se conserva, en condiciones adecuadas de luz, temperatura y humedad, hasta seis meses en buenas condiciones.
La plantación, sea por semilla o trasplantando las plantitas desde el semillero, se realiza enterrando dos o tres pepitas juntas en cada hueco, separados unos dos metros para prevenir el posterior desarrollo; si la variedad es para producir calabacín se siembra en bancales; algunas variedades de calabacín son trepadoras y requieren tutores.
La C. maxima en Reboreda se cultiva para destinar principalmente a la alimentación del ganado.

Esta entrada fue publicada en 1 y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Calabazas en Reboreda

  1. marcos.r.alonso dijo:

    Hola campeones,
    la verdad es que no puedo presumir de ser un experto en el cultivo de calabazas. Simplemente he tenido la suerte de crecer en Reboreda y participar con mis padres en la siembra y recolecta de mucha planta, entre ellas las de la foto.
    Viviendo en un paraíso como ése, la única preocupación que debéis tener en cuenta es que la tierra esté bien abonada, regarla lo máximo posible, y que no os pille ninguna granizada o helada matutina.
    Es una planta muy resistente, muchos seguro que las tenéis en casa (como mis sobrinos que estáis por ahí en medio), así que abonar, plantar, regar y esperar….
    Saludos a todos y enhorbuena por vuestro blog y todas las actividades que hacéis con los peques, en mis tiempos no era así….

  2. pequesreboreda dijo:

    Sabeis si requieren un cuidado especial ??, este año en nuestro huerto vamos a plantar unas cuantas por que queremos tenerlas para decorar en el Samaín.

    Muchas gracias .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *